La Cuadrilla Alta del Palio!

Este post que leereis a continuación es un artículo escrito por mi amigo Marcos Cañadas en el boletín de la Hermandad de La Paz, publicado ahora en Enero y que habla sobre la piña que tenemos y lo que vivimos y disfrutamos debajo de la Santísima Virgen de la Paz el año pasado. Espero que lo disfrutéis como yo lo he disfrutado, así somos en la Cuadrilla Alta del Palio!

LA CUADRILLA ALTA DEL PALIO

Que me perdone nuestro querido Antonio Santiago. Que me perdone su hijo Antonio, Ernesto, Javier, Joaquín y demás componentes del equipo. Que me perdonen los compañeros del resto de cuadrillas que conforman la Legión única del Porvenir. Hoy, con la osadía de quien forma parte de la misma, vengo a hablaros de la “Cuadrilla Alta” del Paso de Mª Stma. de la Paz, mejor, de los “grandes” del palio, como nos denominaba el inigualable “Candi” …¡relevo!, ¡venga los grandes!…, en ese grito que hacía cimbrear los naranjos del Porvenir en las frías noches de ensayos. Hoy, con la dicha y el privilegio de haber sido en su día (hace ya diecinueve años de aquello…) uno de los escogidos por el Maestro inspirador de la Legión, vengo a hablaros de la gran familia que hemos conformado en esta bendita cuadrilla y que sin duda tuvo su punto de inflexión en la tarde del Domingo de Ramos de 2010 a eso de las cuatro y media de la tarde…. ¡¡otra marcha, otra!! ¡¡venga de frente artista!! ¡¡no pararse ustedes!!… Un Postigo de ensueño, un Arco de ilusiones que hoy aún, en los albores de una nueva Primavera, conmueve nuestro recuerdo y nuestro corazón.

Y así, como si de ayer mismo se tratara, aún veo las lágrimas inocentes de Luceño, compañero de trabajadera, en la revirá de Arfe, atrás ya la Puerta del Aceite. La voces ¡siempre animando, siempre! de Javi Perales y su hermano José María, empujando “parriba” junto a Fco. Javier Márquez y Tuti, éste soñando bajo el palo en besar a sus hijos cuando salga del relevo, ambos nazarenos en la Cofradía. La casta de Javi Romero (¡vamono Pincho, vamono!…) y de Manuel García que llegaba desde el costero derecho; la de Iván, Yñiguez, Juan Carlos Muñoz, Salva González y Javier Vázquez Reina desde la corriente, columna vertebral del paso que requiere de mucho oficio en el trabajo. El buen hacer de Víctor Cava y Borreguero, y también de Jose Carvajal y Pedro González Laguillo desde la quinta, cuyos zancos sostienen Castaño y el gran Ordoñez, uno de los que más antigüedad atesora en la cuadrilla y que, cumpliendo ya una tradición, nos emociona cada año con el canto de su saeta antes de que el sol único del Domingo de Palmas ilumine la cara de la Virgen.

Y que deciros de Paulino, uno de nuestros puntales… Gracia y señorío venidos desde Gines hasta el Parque de María Luisa, para querer como pocos a su Virgen de la Paz y no parar de animar a la cuadrilla, una y otra vez, una y otra levantá… ¡señores, esta por nuestras madres!, ¡vamonos artistas con la Reina del Parque! ¡que forma de disfrutar, mi arma!…, sin duda su aliento y su simpatía son imprescindibles para la cuadrilla. Y hablando de puntales y de gente importante, recordando aquella chicotá única del Postigo, no puedo dejar atrás a mi buen amigo Benito, un costalero como la “copa de un pino”, del que muchos hemos aprendido y que es ejemplo de trabajo serio y buen hacer… siempre de frente y empujando “parriba”… ¡gracias Beni, hay que seguir!.

Y junto a Benito, en ese costero derecho de poderío, J. Antonio Alonso Alaminos, Borja Navarro y Manuel Alcoba, que ayudaron con el empuje de la emoción a completar esa revirá de Arfe que paró los relojes de nuestros sentimientos. ¡Vamonos Pernía, vámonos!, voz que llegaba hasta la 4ª trabajadera entremezclada con los sones de Coronación de la Macarena en la quinta marcha que sonaba sin bajar el paso… y el sueño y la ilusión continuaban… esa misma que a Valderrama apenas dejaba vislumbrar la exacta ubicación del Palio por los entresijos del respiradero, o a Manuel García Márquez contemplar la ilusión de algún niño queriendo tocar el paso, por el resquicio del costero de la 2ª. Sin duda un Domingo de Ramos para la historia de nuestra cuadrilla y un paso por el Postigo que nos dio fuerzas para toda la jornada, haciendo mayor la dicha de llevar sobre nuestros hombros a la Virgen Blanca del Porvenir.

Y desde el Viso del Alcor y Huelva, más casta y más corazón para una cuadrilla sin techo. Cordero y Rafa Domínguez, ejemplos también de cariño y buen hacer, de respeto y compañerismo, premisas insoslayables de un buen costalero. Y como si fuera un niño que por primera vez se viste de nazareno en esa mañana mágica; como si fuera un inocente monaguillo portando un canasto celeste de emociones, otro gran costalero y persona, Benítez, y ello a pesar de soportar sobre su cerviz muchos años de antigüedad en la cuadrilla, crecido pues, como quien os escribe, Ordoñez, Benito, Gonzalo Celaya, Arbolí o Carretero, al amparo del Maestro, ese que cada Domingo de Ramos baja al Colegio a eso de las once de la mañana…

Y para terminar, resonando aún en la Puerta del Arenal los sones de aquel pasaje de Gloria; retumbando todavía en los adoquines de Arfe los vientos de Santa Ana en el tercio final de “Virgen de la Paz”, la última trabajadera, la que empuja de verdad, la de los tíos valientes que van por derecho. Y en la última incluyo a Rubén, nuestro gran Poshy (¡!Dimmme!!), costero que fue de la sexta en ese Domingo de ensueño que os cuento. Cada año, como si fuera el primero, con la ilusión también de un inocente querubín que duerme en brazos de su madre presta la salida de la Cofradía… ¡qué buen costalero y qué gran corazón Rubén! ¡Nunca cambies!.

Las emociones, como un río que fluye caudal abajo, han llegado hasta la última trabajadera a eso ya de las cinco y pico de la tarde. Antonio ha mandado bajar el paso, reposando los cuatro zancos en el suelo como si de un clavel se tratara. Allí, el sudor de Salas (Salitas) en el zanco se entremezcla con el júbilo de Meléndez, siempre alegre y bullicioso desde la corriente. Javier García ha fijado sus emociones entre ambos en un magnífico trabajo de briega. Y en el costero derecho, la veteranía de Arbolí ya le ha dejado entrever que la chicotá del Postigo ha sido histórica, de las que hacía años no se vivían… y Carretero. Don Antonio Carretero Gutiérrez… su emoción, contenida; su júbilo, medido y cuidado; su alegría, prudente… son muchos años, muchos. Queda la vuelta… y toca echarse la cuadrilla a las espaldas.

No sé si nuestra cuadrilla será o no técnicamente la mejor. No sé si tiene más o menos fuerza que otras. No se si tiene el andar más elegante de todos, o la finura y señorío de otros muchos palios de Sevilla. Pero sí se que es una familia, una gran familia, y que trabaja con orgullo e ilusión. Y eso, sólo eso, es lo que la Virgen quiere. La Virgen de la Paz, la que un día cruzó el Postigo y nos llevó a la Gloria.

Marcos Cañadas Bores


Anuncios

Acerca de Rubén er Poshy

Me llamo Rubén aunque me dicen Poshy. Lic. en Matemáticas con el Máster de profesorado de Secundaria. Simpático, alegre, extrovertido y amante de las reds sociales. Soy una persona muy sociable por lo que necesito expresar muchas cosas en este blog.
Esta entrada fue publicada en Amigos, Semana Santa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La Cuadrilla Alta del Palio!

  1. nacho dijo:

    He escuchado esa historia alguna vez de boca de otros protagonistas de la misma,pero me la cuente quien me la cuente,siempre me hace poner los ojos brillantes.Los chiquininos os seguimos admirando.Un abrazo.

  2. pitoXe (tu brother) dijo:

    k bonito…..me ha gustado musho, logicamente tengo ke destacar lo ke mas me ha gustado…..como no!! Lo de mi grandisimo HERMANO!!
    Y en la última incluyo a Rubén, nuestro gran Poshy (¡!Dimmme!!), costero que fue de la sexta en ese Domingo de ensueño que os cuento. Cada año, como si fuera el primero, con la ilusión también de un inocente querubín que duerme en brazos de su madre presta la salida de la Cofradía… ¡qué buen costalero y qué gran corazón Rubén! ¡Nunca cambies!.

  3. pelopincho dijo:

    Que maravilla, y que razon mas grande, que cuadrilla, y como escribe el señor Marcos Cañadas, pero todavia es mejor costalero que escritor. Un abrazo para todos los legionarios del polvenir.
    PD. Si teneis ocasion decirle a Marcos que os recite la parte de su pregon universitario hablando de un tal Manolo Santiago, una autentica delicia que no se me borra a pesar de los años.

  4. ELO dijo:

    Me ha emocionado leer este artículo, solo funcionan las cosas si se hacen con el corazón, y en esa cuadrilla hay muchos y buenos corazones. Enhorabuena por como sois.

  5. Gracias por vuestros comentarios! besos y abrazossssssssss!!!!!!

  6. Marcos Cañadas dijo:

    Señores!!

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios sobre el articulo. Francamente está escrito con el corazón y con la emoción, aún latente, de aquel pasaje del Domingo de Ramos 2010. A mis compañeros de cuadrilla un gran abrazo, extensible al resto de lectores y amigos de Rubén, porque al fin y al cabo nos mueve la misma pasión y los mismos sentimientos. Gracias a todos de nuevo…. y ¡¡¡¡venga de frente!!!!!

  7. JOSE MARIA PERALES dijo:

    QUE BIEN CUENTAS LAS COSAS MARCOS Y QUE VERDADES MAS GRANDES. PRIMERO COMO DEFINES NUESTRA UNION, COMO SI FUERAMOS UNA FAMILIA, QUE NOS HACE LLEVAR A LA REINA DEL PORVENIR HASTA LOS CIELOS Y SEGUNDO ESE MOMENTO TAN MARAVILLOSO QUE VIVIMOS EL PASADO DOMINGO DE RAMOS EN EL ARCO DEL POSTIGO.
    QUE OS VOY A ECHAR DE MENOS ESTE AÑO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s